Situación de la industria musical hasta 2019 y «Era» COVID-19

Tras tres semanas de constantes streamings y propuestas live a través de todas las plataformas habidas y por haber, estos últimos días despertábamos con la iniciativa de ES_música Federación de la Música de España, que engloba a entidades, colectivos y sociedades como ACCES, OPEM, SGAE, UFI, Promusicae, AEDEM, AIE, APM y ARTE.

Bajo el lema #QueNoPareLaMúsica, ES_Música se ha encargado de trasladar el mensaje de la importancia de la industria musical en la economía nacional de este país. Debemos recordar que es un sector que da trabajo directo a más de 300.000 personas en España, además de la estrecha vinculación que tiene con servicios digitales, comercio y turismo.

La campaña reivindica el poder artístico, emotivo y cultural de la música, pero también la resolutiva e impactante respuesta de muchos agentes del sector, empezando principalmente por los creadores, que han sido capaces de adentrarse en casa de todos durante estas últimas semanas.

2019: Progresiva recuperación y esperanza en el sector, interrumpida por la crisis sanitaria.

En España, el 88% de la población escuchamos música a diario, consumiendo alrededor de 19,5 horas a la semana; por encima de la media en países como Francia, Alemania y Reino Unido. En 2019 fueron celebrados 90.000 eventos de música en directo con una asistencia de público de más de 28 millones de personas.

Según el informe anual del pasado año 2019 elaborado por Promusicae, el mercado de la música grabada en cualquier formato (físico y digital) generó una facturación total de 296,4 millones de euros, lejos de las cifras recaudadas en las salas de cine españolas (624,1 millones de euros), pero que supone el mayor ingreso desde que estalló la crisis económica global de 2008, superando incluso la facturación de ese mismo año.

Evolución en los últimos años

Mercado digital vs. Mercado físico

  • El Rey es y seguirá siendo el streaming

La mayor parte de la fuente de ingresos de aquél lejano 2008 – extremadamente semejante a lo que se avecina en este año 2020 – provenía de la venta de formatos de audio físicos (CD’s, LP’s, sencillos…). En 2019 la proporción fue prácticamente igual pero invertida. La música en digital supone el 75,3% del consumo en España, la mayor parte controlada por las plataformas de música a la carta, siendo en la actualidad la principal fuente de ingresos del mercado.

Estudio de CounterPoint. 2020

A nivel internacional, el estudio Music Streaming Around the World (Global Web Index, 2019) indicó que alrededor del 67% de los adultos ha utilizado alguna de estas plataformas de streaming, siendo el medio más utilizado entre los milenials y la generación Z, pero con un incremento constante entre generaciones más adultas.

  • Vinilo: La excepción

No todo es el streaming. Y los más melómanos lo saben bien. Del total de formatos actuales– físicos y digitales – el vinilo es el que ha experimentado la mayor subida (+56,3% en ventas vs año anterior).

En tan solo seis años la venta de unidades de vinilos ha crecido casi 10 veces respecto a los números de 2013.

Evolución de ventas de vinilos

Por tanto, no es de extrañar que el formato vinilo sea el gran elemento de merchandising actual para tratar de obtener una fuente de ingresos que beneficie directamente a artistas y discográficas. En esta línea, la UFI (Unión Fonográfica Independiente) ha impulsado #HoyMeComproUnDisco, una campaña con el vinilo como eje principal para tratar de paliar las dificultades económicas que se avecinan en la industria (ver aquí entrada de #HoyMeComproUnDisco)

What’s next? Era post-COVID-19

A pesar de que todos los indicadores anteriores eran alentadores para los próximos años, la actual crisis sanitaria conllevará algunos cambios en muchos aspectos del sector, afectando principalmente a la menor inversión en productos y servicios de pago, así como la probable disminución de los costes en espectáculos de música en vivo.

En consecuencia, puede que en los próximos meses los usuarios habituales tanto de música grabada como en directo, piensen mucho más qué tipo de servicios streaming contratar. Y aunque pueda experimentarse una considerable bajada en los precios de las entradas de espectáculos, se producirá en detrimento de la calidad en la producción de éstos.

Nuevas oportunidades

La figura del usuario con más de una suscripción en las grandes plataformas (Apple Music, Spotify, Tidal, Google o Amazon) probablemente no crezca; pero la audiencia online será mayor, y con ello, se profesionalizarán formatos novedosos de espectáculos y conciertos en línea que estamos viendo gestarse durante estas últimas semanas.

Resulta interesante pensar en que les puede deparar a medios tradicionales como la radio. La inversión en canales de radiodifusión masivos disminuirá, pero la tecnología ha permitido que sea un medio fácilmente adaptable a las tendencias streaming, derivando en un posible aumento de podcasts específicos y de ámbito más local.

Statista The State of Podcasting

Además, ha quedado más que probado que muchos de los profesionales de la industria pueden seguir trabajando desde casa, lo que incentivará la creación de proyectos 100% online y con mayor facilidad para alcanzar al usuario final con menos costes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *